Feliz momento presente, feliz instante, es lo que alcanzo a felicitarte,

¿acaso se puede ser feliz y dichoso en algún otro instante?,

por eso, desde este instante, que fue, que es, que está siendo y que en breve será, es lo que tienen los instantes, te envío aquí y ahora,
el deseo de que este instante en el que estás viviendo, se llene de felicidad, tranquilidad, bienestar, buena energía, sabiduría, paz, cariño,…

Y mucha libertad, para que puedas vivirlo desde la grandeza que hay en tí aquí y ahora, en ningún otro sitio podría estar, por eso que vuelen los deseos aquí y ahora, para que no los busques en el instante que ya pasó, ni en el instante que no llegó,

No te dejes distraer, ni complicar, por el disfraz del instante presente cuando se viste de futuro que se mueve en el pasado.

Párate, suelta, respira y observa con mente de principiante, podrás ver al instante presente y sus infinitas posibilidades,
que se entrelazan sin saber dónde empiezan y acaban con tu infinito potencial, cuestiona todo esto que lees, porque no son más que símbolos que estás leyendo en el aquí y el ahora, y que te pueden distraer del instante presente y sus regalos, que son siempre nuevos y nunca vividos.

Que bonita la naturaleza, la del instante crudo, sin retoques, ni filtros, y que bonita también la belleza del retoque y del filtro, ¿acaso no lo hacen en este instante?, y es que en este instante tu grandeza y la mía se confunden tanto que pudiera ser de cualquier otra persona, pareciera que la grandeza se dedicara a coleccionar personas, creo que las tiene todas, porque se puede sentir grandeza en todas ellas, así que si en todas las personas está la grandeza, igual sería más fácil decir que las personas son y forman parte de esa grandeza, que no es exclusiva de las personas, aunque probablemente, solo las personas nos preocupemos o nos ocupemos en escribir y leer sobre ello.

Es lo que tiene la grandeza de este instante, que da para mucho, aunque le encanta también vivir desde el poco, ya que no es la abundancia y la escasez lo que definen la grandeza, ni tampoco estas palabras de este instante.

Sea como fuere, o fuera como “sere”, si es que existe esta palabra escrita en un instante pasado, con sentido o sin sentido, que los mejores de los deseos inunden este instante, que las distracciones con otros instantes del pasado y del futuro, desde su virtualidad, no te alejen del agradecimiento, lugar éste muy cercano a la felicidad, al corazón y a este instante que nos une y nos armoniza.

X