fbpx

El pasado fin de semana estuvimos muy pendientes de nuestra compi ChiRunner Marta Fernández Morales que corría un nuevo maratón (uno más) en este caso el Poznań Maratón de Polonia.

Una semana antes compartíamos una quedada, en la celebración del aniversario del Instituto Asturiano de Mindfulness y nos comentaba su motivación para correr este Maratón, que además de las ganas de sumar otra prueba emblemática, a la superación que supone correr esta distancia, se unía el hacerlo por contribuir al homenaje a Brettney, una joven que se fue con solo 26 años y en cuyo honor se ha creado una beca para la que Marta recaudaba fondos.

Existía una motivación muy potente para acabar esta carrera.

Tras la prueba, estando todos muy pendientes de sus noticias, escribió “Ha sido la carrera más lenta, dolorosa y dura física y mentalmente que he hecho nunca. Mi cuerpo quería irse a casa en el kilómetro 18, pero mi corazón tenía buenas razones para seguir, y mi cabeza hizo lo que tenía que hacer. He cruzado esa meta….”

¿Te sientes identificad@? es cierto que necesitamos un entrenamiento, que necesitamos darle importancia al reto físico que tenemos por delante y sabéis que yo me centro mucho en que la técnica de carrera sea buena para correr de forma muy eficiente y sin lesiones, pero no nos podemos olvidar de que somos un todo, no podemos distinguir entre cuerpo y mente, y cuando nos vamos a poner a prueba necesitamos equilibrio para llegar a meta.

Esta es la parte con menos publicidad y más poderosa del ChiRunning, entrenar la mente.

Imagen de la salida de runinternacional.eu

Nuestra mente tiene una misión, que es la supervivencia, así que no es de extrañar que en unas condiciones tales la mente empiece a lanzar pensamientos de todo tipo para que abandones tamaño esfuerzo. Aparece la prisa porque se acabe el sufrimiento.

Así que por un momento imagínate que ocurriría si tu mente no te distrajese de tu carrera, sino que te sirviese de aliado, como le servía a Marta “las razones que guiaban su corazón”. Imagínate poder unir cuerpo y mente en un conjunto perfectamente engranado que remen en la misma dirección. Esto nada tiene que ver con tirar para adelante sin atender a tus necesidades, pudiendo caer en una importante lesión, todo lo contrario, estoy hablando de que cuerpo y mente se complementen, se entiendan, se sirvan el uno al otro. Que no necesitas más que tu sola presencia para conectar con cada una de las zancadas, sin prisa por llegar a la meta, sin prisa porque desaparezca esa molestia, sin tensión por lo que pensará el que me está mirando, etc.

Pongámoslo en la práctica, cuando la mente va volando sin una guía, esta volará a lo que considere en ese momento, el sufrimiento, la distancia a la meta, la fatiga, si merece la pena, los que me adelantan… ¿te suena? ¿Qué pasa cuando pasas por delante de un grupo que te anima enérgicamente? Normalmente nos olvidamos del cansancio, aunque sea por un momento. En realidad, seguimos cansados, pero dejamos de sufrir por ello “el dolor está ahí, el sufrimiento es opcional”. Pues bien, si enfocamos a la mente a atender a las sensaciones del cuerpo, simplemente viviendo la experiencia tal cual es, sin contártelo, sintiendo como es tu postura, manteniendo la cadencia adecuada, corrigiendo posibles desequilibrios producidos por el desgaste o la fatiga, si mantenemos a la mente como sierva del ser y no al revés. Una mente enfocada nos dará miles de mensajes de cómo está siendo la práctica, de cómo estás realmente y pondrá a tu disposición tu mejor versión, no porque la busques, sino porque aparcarás la prisa, te centrarás en hacer tu parte, y amig@ mi@ sabes perfectamente que tienes una capacidad increíble cuando tu mente no pone piedras en el camino.

Como todo en esta vida, es cuestión de entrenamiento, no de entenderlo, así que te animo a que en tus salidas a correr conectes con tus sensaciones, que vivas la experiencia sea esta como sea, agradable o desagradable y que poco a poco vayas entrenando esa capacidad de tener a tu mente a tu disposición, para cuando tengas un reto en la vida, sea una prueba física o de cualquier otro tipo, estés entrenad@ para poner a la mente a tu disposición.

Marta, Brettney, esto va por vosotras!!!

X